Evita ser víctima del coronavirus

El poder más fuerte que tenemos es el poder de la intención

Todos tenemos un ensamblaje de cuerpos. Uno de ellos es nuestro cuerpo físico, que es aquel que se puede enfermar con el coronavirus. Este cuerpo físico está envuelto por el cuerpo etérico, que es una red que nos protege de las energías negativas (aura de la salud).

El cuerpo etérico es eléctrico, no electromagnético. Por ello, todo aquello que emite radiaciones, como el wi-fi, microondas, el 5G y demás, lo afectan, y recuerda que es el que funciona como tu sistema inmunológico o “atrapador” de sueños y espíritus malos, energías negativas, etc. Lo más preocupante es que nuestros teléfonos celulares lo impactan.

Para hacer frente al coronavirus, ese cuerpo etérico debe estar sano, por lo tanto es crucial apartarse de esas fuentes que emiten radiaciones o microondas, tales como teléfonos inteligentes, tablets, laptops, entre otros.

Asimismo, para ayudar a que nuestro cuerpo etérico esté en buenas condiciones, debemos fomentar nuestro contacto con la Tierra, la naturaleza, y estar más cercanos al agua, que ayuda a apagar ese fuego generado por dichas fuentes de radiaciones. El cuerpo etérico solo nos protege a nosotros.

Repite estos mantras en silencio:

“Por favor Dios, ayúdame con mi intención de no enfermarme”.

“Por favor Dios, ayúdame con mi intención de que mis seres queridos no se enfermen”.

Posteriormente, viene el cuerpo astral, que es nuestro cuerpo magnético. Con este cuerpo, además, podemos ayudar a proteger a los demás. Es donde reside la ley de atracción mediante la resonancia.

Después vienen las cuerdas de la mente (72,000) y un eje central color oro, que es el merkabah. Son vehículos que ayudan a manejar y moverte entre dimensiones.

¡Mientras tu ensamblaje de cuerpos esté sano, puedes vencer cualquier cualquier cosa que te afecte!

Mira este video con toda la explicación a fondo: